Saltar al contenido

Cómo regular el uso de los niños del celular

Cómo regular el uso de los niños del celular hoy en día es algo mas que complicado. Si intentamos establecer un acuerdo de palabras con nuestros hijos para que no naveguen en paginas que tienen contenido para adultos, o simplemente para que realizen los trabajos de la escuela sin distraerse entrando a ese juego que tanto le gusta, en la mayoría de las veces fallaremos. 

Hoy en día, Internet se encuentra inundada de publicaciones o publicidades que con solo darle un click, nos lleva directamente a paginas de alto contenido sexual. Es una Internet sin restricciones en la cual nuestros hijos se encuentran en total vulnerabilidad acosados por la propaganda continua de éstas. Pero a través de variadas estrategias que se basan en el funcionamiento de los dispositivos, se nos hace mas fácil podes controlar el contenido al que acceden los niños.

 

Si bien no es fácil hablar de estos temas con los hijos, es una buena idea proponer y establecer un acuerdo con reglas estipuladas para cuando ingresen al mundo digital. Podemos afirmar que los dispositivos de hoy en día, están diseñados para adultos, y no para niños o  adolescentes, por eso hay que prepararse antes de permitirles el acceso. Lo primero seria armar una lista de reglas que queden escritas y resalten las responsabilidades de los padres y lo que se espera a cambio de los niños, una lista que pueda evolucionar con el tiempo seria lo mejor para ambos. Hoy en día podres encontrar en Internet “contratos” como estos los cuales puedes tomar de referencia.

Una vez estipulado, el segundo paso a realizar es el establecimiento de restricciones, siempre que sea posible. Los dispositivos en su configuración, permiten tomar el control, establecer limites y supervisar qué puede ver o hacer un niño con un dispositivo. Antes de  intentar configurarlo, es bueno familiarizarse con dichos controles para establecerlos de forma estricta desde el principio, para de antemano, poder discutir sobre lo que se quiera hacer y lo que se puede o no.

Una buena forma de regular el uso de los niños del celular y establecer los primeros acuerdos, es la de borrar o desactivar temporalmente la aplicación de YouTube del dispositivo, y también bloquear el acceso en el navegador de Internet. Por mas que parezca una idea desagradable, puede ser una buena sugerencia a la hora de establecer los limites que se quieran poner. Haciendo esto, podemos decirles que al cumplir ciertos objetivos o como premio al buen comportamiento, se desbloquee el acceso a la aplicación. No solo se trata de negarle todo a tu hijo, sino que decir que sí, pero con condiciones para poder regular el uso de los niños del celular.

Dispositivos como los iPhones, son teléfonos “todo en uno”. Si bien es algo muy útil, a la vez es increíblemente problemático para los niños. Porque en estos aparatos ellos pueden estar realizando una tarea de la escuela como utilizando la calculadora, pero en un momento para otro cuando te alejaste de ellos pueden distraerse entrando a un juego o al navegador del dispositivo.

Volviendo a al configuración del dispositivo, se puede establecer el acceso guiado. Allí, se puede bloquear el dispositivo al abrir una determinada aplicación el tiempo que los padres consideren hasta que decidan ingresar una clave para destrabarlo. También se puede hacer con la huella digital. Al aplicar esta herramienta que es de mucha utilidad para los padres, les permite la flexibilidad para con sus hijos.  El dispositivo ya no deberá encontrarse oculto en un cajón para que no puedan encontrarlo y usarlo, sino mas bien es una forma de dejar que ellos de a poco lo aprendan a usar y entender que Internet no es una herramienta para jugar ni abusar de su uso desmedido cuando ellos quieran, y así poder regular el uso de los niños del celular.  ¿El niño quiere escuchar música? Está bien, pero no puede enviar mensajes o ver videos al mismo tiempo.

Mas allá de todas las infinitas restricciones que se le puedan hacer, lo mejor para ellos es que usted sea un modelo a seguir, ya que los niños aprenden mucho mirando a los adultos y eso ayuda cuando les enseñamos a caminar, hablar o simplemente usar un tenedor.

Por último queremos recomendarles a ustedes papás, que siempre que tengan un teléfono en las manos, se muestren responsables y seguros de lo que están haciendo y para qué lo están utilizando. Volvemos a resaltar que ellos aprenden y se forman en base a lo que ven y perciben dentro de su entorno, y pronto son capaces de superar a los adultos en áreas como lo es la tecnología.

No nos olvidemos que el adulto es el que se encuentra a cargo, y por lo tanto, debe aplicar el uso de herramientas de control y observación que ya vienen incorporadas en los equipos, las cuales cumplen un rol fundamental  para mantener el control, establecer limites razonables y navegar con seguridad en el maravilloso mundo digital pero pudiendo regular el uso de los niños del celular.