Saltar al contenido

Cómo usar un Android KitKat en 2016

Android 4.4 KitKat es una versión del sistema operativo de Google que llegó a los usuarios en el año 2013. A pesar de esto, se sigue manteniendo como la versión más reconocida de la plataforma. Pero la realidad es que los años y los avances en todo lo referido a tecnología no han sido en vano, por lo que una versión del sistema que ya tiene tres años, inevitablemente tiene algunas desventajas en relación a las actualizaciones más nuevas. Por este motivo es que en la nota del día de hoy queremos contarles cómo usar un Android KitKat en 2016, qué cosas podemos hacer y cuáles no y cuáles son las aplicaciones más adecuadas para esta versión.

 Cómo usar un Android KitKat en 2016

Qué hacer con un Android viejo

Como les decíamos al comienzo, el año de Android KitKat fue el 2013 y parte del 2014, y si bien muchos de los equipos que inicialmente corrían con esta versión del sistema, luego fueron actualizados a Android Lollipop, aunque otros tantos no corrieron la misma suerte, incluso el día de hoy podemos encontrar en el mercado algunos equipos que funcionen gracias a la versión del 2013.

Así que a continuación van a poder encontrar una guía muy completa para saber qué hacer con un Android KitKat en 2016. 

1- Launcher

Lo primero que podremos hacer si tenemos un equipo con KitKat es descargar un buen launcher, ya que lo más probable es que la interfaz de nuestro equipo cuente con un diseño bastante antiguo, y gracias a estas sorprendentes herramientas vamos a poder darle una refrescada de cara a nuestro Android y modificar su apariencia por completo.

Los launchers que podemos encontrar en el mercado son muchos y entre ellos podemos ofrecerles el launcher de ASUS gratis. 

 Cómo usar un Android KitKat en 2016

2- Root

Si bien el launcher nos amplía notablemente las posibilidades de personalización, existen algunos aspectos de la interfaz de nuestros equipos que no vamos a poder modificar, como es el caso del centro de notificaciones o el diseño de los ajustes.

La necesidad de un proceso Root es un tema discutido en los modelos más nuevos, pero en aquellos equipos que corren con la versión KitKat del sistema, es casi esencial, ya que nos da la posibilidad de deshacernos de las aplicaciones que llegan preinstaladas, acceder a una mayor cantidad de aplicaciones que requieren permisos root y además modificar completamente la apariencia del dispositivo.

En primer lugar, si hacemos root a nuestro equipo, vamos a tener acceso a los módulos Xposed que nos dar más posibilidades, opciones y cosas adicionales a los que no vamos a poder acceder de otra manera.

3- Seguridad

Android KitKat es claramente una de las versiones menos seguras del sistema operativo, ya que en los años siguientes a su lanzamiento, las demás versiones incorporaron nuevas mejoras de seguridad y se han resuelto algunos problemas vinculados con esta cuestión.

Aquellos usuarios que no tengan un dispositivo rooteado lo que pueden hacer es evitar instalar aquellas aplicaciones que no provengan de la tienda oficial de aplicaciones de Android, además de ingresar en enlaces no confiables y tomar los recaudos que tomamos con todos nuestros dispositivos. Para el caso de los smartphones rooteados, las precauciones de seguridad deberán ser mayores.

 Cómo usar un Android KitKat en 2016

4- Emoticones

Los emoticones que encontramos en la versión KitKat de Android se encuentran realmente desactualizados en cuanto a diseño, pero además muchos de ellos expresan una emoción diferente a la que el usuario quiere transmitir al momento de utilizar los emojis de Lollipop o Android Marshmallow.

Si bien las aplicaciones de mensajería instantánea incorporan de serie los emoticones más nuevos, algunas de las apps instaladas por defecto en nuestros equipos no. Por lo tanto vamos a poder acceder a algunas aplicaciones que amplíen nuestro abanico de iconos.

5-  Aplicaciones externas

Otra cosa que podemos hacer para usar un Android KitKat en 2016 es recurrir a aplicaciones externas que nos brinden algunas de las funciones que queremos de, por ejemplo, Android Lollipop, y que no tenemos en nuestro equipo. Algunas de las más destacadas son por ejemplo:

  • Diseño de la interfaz y personalización.
  • Modo de Prioridad, silenciar llamadas.
  • Smart Lock Screen, para desactivar automáticamente el bloqueo de la pantalla cuando se cumplan ciertas condiciones.

De todas maneras, más allá de los puntos que destacamos previamente, la realidad es que gran parte de las aplicaciones y herramientas que se encuentran disponibles en Google Play son compatibles con Android KitKat, por lo que, dependiendo cuál sea nuestra finalidad de uso del equipo, no tendremos ningún inconveniente por tratarse de una versión un tanto “pasada de moda”.