Saltar al contenido

La psicología detrás de un Avatar en los Videojuegos

Seguramente cuando jugas a los videojuegos algunos requieren de un avatar para darle una personalidad, para jugar con alguien parecido a vos, para darle un toque de tu estilo pero nunca imaginaste que construir un avatar sería una experiencia gratificante, según los psicólogos esto tiene un impacto importante tanto dentro como fuera del juego. Juegos como Elder Scrolls y Baldur´s Gate te dan la posibilidad de crear un avatar personalizado. Hoy te contamos la psicología detrás de un Avatar en los videojuegos.

La psicología detrás de un Avatar en los Videojuegos

Los avatares del mundo virtual producen impacto en nuestras vidas y eso es algo que nadie se lo había imaginado, los psicólogos probaron que existen varios efectos psicológicos cuando creas tu propio avatar en un juego. Cuando construimos uno, buscamos que tenga semejanzas con nosotros, que tengas características similares, el color de ojos, de cabello, de piel, como nos vestimos y demás.

Por sus parte Yee cree que los jugadores construyen versiones idealizadas de su propia figura, creando personajes más musculoso, más altos en comparación con la percepción de su cuerpo. Estos jugadores están más inmersos en el juego, por lo que se dice que tiene un impacto importante en la experiencia de jugar.

Estos avatares personalizados producen un efecto importante en el comportamiento dentro del juego, donde los usuarios con avatares más altos actuaban de forma más asertiva que otras personas y los de avatares apuestos estaban dispuestos a compartir más información personal, se acercaban más a las personas. A este efecto lo llamaron Prometeo en nombre al dios griego que cambiaba su apariencia a voluntad, las características físicas del avatar predisponen de manera inconsciente al jugador a adoptar ciertas actitudes y conductas, de manera tal que el jugador no sólo construye su avatar sino que también configura una parte de la personalidad del jugador dentro del juego.